¿Cómo se hace una historia?

Las historias, ya sean ficción o no, siempre fueron una parte clave de la cultura humana, desde la antigüedad, las historias han sido usadas como una forma de comunicación, compartiendo valores, conocimientos y enseñanzas entre generaciones.
Con el tiempo, la forma de contar historias, así como sus temáticas, han evolucionado, pero el objetivo sigue siendo el mismo: transmitir una ideología o una enseñanza. Si estás buscando crear una historia, sigue leyendo para descubrir cómo se hace.

Identifica el tema de tu historia

El primer paso para construir una buena historia es identificar el tema principal. ¿Será algo en la línea de una fábula para transmitir una moraleja? ¿O será una novela de aventuras para entretener a un público joven?

Definir el tema ayuda a enfocar el contenido, dando al autor una dirección clara para desarrollar sus ideas. Además, también permite identificar el público al que se dirige la historia. Esto, a su vez, ayuda a elegir un estilo de escritura adecuado.

Desarrolla los personajes principales y secundarios

Una vez que hayas definido el tema de tu historia, es hora de construir los personajes. El personaje principal es el que realiza la trama y tiene el protagonismo. Puede ser una sola persona, varios protagonistas, un grupo o una organización.

El personaje secundario es toda persona, grupo o organización que no forma parte del desarrollo principal de la trama. Algunos de ellos son antagonistas y otros simplemente están ahí para darle al protagonista apoyo o información importante.

Este contenido te puede interesar¿Quién estudia la historia?¿Quién estudia la historia?

Para construir los personajes, hay que definir sus motivaciones, deseos, pasados, personalidades, metas y conflictos internos. Esto es importante para crear riqueza en los personajes y desarrollar la trama de forma coherente.

Planea la trama de la historia

Después de definir el tema y los personajes, es hora de empezar con la planificación de la trama central. Esta debe consistir en una serie de escenas que evolucionan según la lógica interna de la historia.

Lo ideal es que cada escena tenga un objetivo claro que ayude a guiar los acontecimientos hacia el clímax.

Es importante que el autor sea claro con el desarrollo de la trama. Allí se abordan los temas de conflictos externos e internos, el arco del personaje principal y los cambios y transformaciones que los demás personajes sufran a lo largo de la historia.

Añade los detalles de la historia

Una vez que tengas listo el esqueleto, hora de agregarle los detalles a la historia. Esto incluye desde construir el mundo en el que los personajes se mueven, hasta crear nombres para personajes secundarios.

Este contenido te puede interesar¿Cuáles son las principales ramas de la historia?¿Cuáles son las principales ramas de la historia?

Estos detalles hacen que el lector se sienta transportado a otro lugar, haciendo que la historia sea más atractiva y emocionante.

Es importante que los detalles no sean demasiado coyunturales, sino que se adapten al tema y la trama general, esto ayuda a mantener al lector interesado y ayuda a crear solidez y coherencia en la historia.

Revisa y corrige errores de ortografía y errores de coherencia/continuidad

Cuando la historia esté completa, es el momento de revisarla detenidamente y corregir todos los errores ortográficos, gramaticales y de coherencia que se encuentren, esta parte es fundamental para mejorar el texto y mantener al lector interesado.

Revisar errores de coherencia y continuidad también es importante. Esto incluye verificar que todos los detalles estén en línea con la trama general y que los acontecimientos sean coherentes con el desarrollo del personaje, esto ayudará a evitar confusiones y mejorar el ritmo de la historia.

Redacta la historia

Cuando todos los aspectos hayan sido cuidados, es hora de escribir un borrador, siempre es importante planear la redacción antes de empezar, de manera de estar seguro de que todos los detalles sean incluidos en el texto, también es útil crear una estructura para división del trabajo.

Este contenido te puede interesar¿Cuál es la importancia de la historia?¿Cuál es la importancia de la historia?

Al redactar la historia, es importante mantener la importancia de los personajes para la trama, dimensionando los acontecimientos como lo harían ellos.

Entradas de Interes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *